Quienes estamos al frente de empresas o liderando equipos en la consecución de un objetivo, tenemos claras las fases del proyecto para alcanzarlo; definición de objetivos, plan de acción, ejecución y medición de los resultados obtenidos.

Bajo mi punto de vista no hay una “medicina” para poder curar el daño, menos aún una vez producido; sin embargo, de la misma manera que un buen y enfocado entrenamiento en los deportistas minimiza considerablemente la probabilidad de sufrir una lesión y/o las consecuencias de esta, respecto a nuestra reputación personal y profesional también podemos muscularnos debidamente para poder enfrentar las agresiones que, sin ningún lugar a dudas se producirán.

Los denominados “costes hundidos” son aquellos costes en los que ya se ha incurrido y no se podrán recuperar en el futuro. Incluyen el tiempo, el dinero u otros recursos que se gastaron en un proyecto, inversión u otra actividad y que no se podrán recuperar.

crecimiento y la tendencia de la industria ha configurado los organigramas de las empresas con una estructura piramidal, donde el vértice superior está claramente definido, y manteniendo un span de control relativamente bajo a base de una estructura en cascada de mandos intermedios, lo que, conforme la empresa ….

De un tiempo a esta parte nos hemos dado cuenta de que, para posicionar nuestros productos o servicios y que nuestros clientes nos elijan entra la cada vez más amplia y profesional oferta de nuestros competidores, hay que hacer algo más. Evidentemente, lo primero es tener un producto competitivo, con unas características técnicas adecuadas, a un precio conforme a las soluciones que aporta, pero ¿y luego qué? Teniendo claro este núcleo de lo que el producto debe ser, y que ha de estar perfectamente cuidado, tenemos dos factores que definirán el éxito (o no) de nuestra propuesta.

hora de cambiarEl pasado día 22 de noviembre tuve el privilegio de asistir al Andalucía Management 2018, en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga, donde pude asistir junto con 400 altos directivos del Sur de España a una serie de ponencias bajo el slogan “CRECER EN LA ERA EXPONENCIAL” llevadas a cabo por ponentes de primer nivel nacional e internacional. De las diversas presentaciones, pude sacar dos conclusiones fundamentales.

En primer lugar, España y los españoles somos un activo valiosísimo, ya que somos, junto con Corea del Sur, los países con un mayor crecimiento en PIB de los últimos 50 años.

 

Producto interior bruto españa  producto interior bruto corea del sur

En segundo lugar, y aquí es donde tenemos una gran diferencia a nuestra contra con muchos otros países, es fundamental que los Gobiernos de los países y sus instituciones apoyen de manera decidida a las empresas para que éstas inviertan en innovación y, de esta manera, se produzcan crecimientos en sectores estratégicos que permitan un beneficio sostenible para la sociedad.

Esta es la razón por la que determinados países o áreas como Silicon Valley o el ya nombrado Corea del Sur concentran gran cantidad de industria y empresas a la vanguardia de la innovación y la creación del futuro que vendrá.

es fundamental que los Gobiernos de los países y sus instituciones apoyen de manera decidida a las empresas para que éstas inviertan en innovación”

En este segundo punto es donde quiero hacer todo el énfasis necesario, porque es verdaderamente triste que en las circunstancias actuales, donde todo el entorno está cambiando a una velocidad nunca antes vista, y que la anticipación es un factor clave en el posicionamiento industrial estratégico, sigamos anclados en el pasado y haciendo propuestas populistas que no llevan sino a  enardecer aun más determinados ánimos, en lugar de pensar en qué futuro queremos tener para tomar las decisiones adecuadas en el presente.

“todo el entorno está cambiando a una velocidad nunca antes vista, y que la anticipación es un factor clave en el posicionamiento industrial estratégico”

España tiene que dejar atrás los complejos y mirar hacia adelante, porque será la única manera de que nuestro país, calificado como uno de los mejores para vivir, también sea uno de los mejores para “ganarse la vida” en actividades profesionales que vayan más allá del sector servicios. Solo hay que navegar un poco por internet para encontrar multitud de compatriotas que están en puestos de responsabilidad a nivel mundial, en las empresas y sectores de referencia, pero lamentablemente pocos se quedan dentro de nuestro territorio.

Todos tenemos que asumir nuestra responsabilidad, no solo en la elección de quienes nos gobiernan, sino en la exigencia de lo que queremos y en cómo queremos que se gestione.

Es hora de cambiar

Por lo cual, los primeros que tenemos que cambiar nuestra manera de pensar somos los propios españoles, transmitir nuestras preocupaciones y exigir claramente dónde queremos estar posicionados como país y como sociedad, cerrar de una vez las heridas del pasado histórico, porque lamentablemente el pasado es inamovible, considerar que estamos donde estamos gracias a ese pasado, que si lo ponemos todo en una balanza pesa muchísimo más lo conseguido que lo perdido, que el todo es mayor que la suma de las partes y que tenemos muchísimo potencial.

Solo en el momento en que cada uno de nosotros en primera persona seamos capaces de modificar nuestro pensamiento y dirigir nuestras energías hacia adelante será el momento de, con la honestidad moral necesaria, exigir a nuestros líderes que dirijan las tomas de decisiones hacia el objetivo del bien común para todo el país, de lo que realmente la población necesita para enfrentar el futuro con felicidad y optimismo y que nos posicionen donde merecemos estar.

Y si no son competentes para hacerlo, que dejen paso a aquellos dispuestos comprometerse con las generaciones futuras, que serán quienes juzguen, y sobre todo sufran, las consecuencias de la buena o mala gestión.

Arturo Gálvez – Consejero de empresas
http://ajgalvez.com/

“Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”. Esta frase del filósofo chino Confucio es clave en la búsqueda de la felicidad.

Necesaria e inevitablemente en la vida tenemos que trabajar, y nada mejor que ser capaces de elegir ese trabajo que nos gusta, que nos apasiona y en el que nos sentimos reconocidos y realizados para que el hecho rutinario de ir a nuestro puesto de trabajo se transforme en disfrutar trabajando, y reemplace la sensación de obligación de desempeñar por la de disfrutar de nuestra dedicación.

Sin embargo, la citada locución encierra en su primera palabra algo perverso; “elige”.

la felicidad en la empresa

Desgraciadamente, y en lo que al trabajo se refiere, la capacidad de elección no es algo universal y disponible para todas las personas, y ahí es donde los líderes de los equipos debemos tomar las decisiones oportunas para poder revertir esta situación.

Muchísimos trabajadores, por multitud de circunstancias que no deben ser juzgadas, están destinados a trabajar donde puedan en lugar de donde quieran. Esto no implica que hayan de sentirse resignados a su mala suerte.

Los responsables de la gestión en las empresas, independientemente del tamaño que éstas tengan, tenemos que hacer nuestro trabajo asumiendo la responsabilidad de crear un ambiente propicio para que nuestros colaboradores se sientan felices y afortunados de trabajar junto a nosotros y remar en la dirección en la que todos obtendremos los mejores resultados, ya que está demostrado que a través de la felicidad se llega a los resultados de manera muchísimo más eficiente y eficaz.

Factores clave para alcanzar la felicidad

Es clave conocer a fondo a nuestro equipo, ya que cada persona necesitará diferentes estímulos para activar esa chispa que les haga sentirse seguros, reconocidos y afortunados. Y no hay una metodología que establezca un procedimiento estandarizado, lo cual obliga a un profundo trabajo de conocimiento de cada uno de nuestros colaboradores. Pero una vez hecho, la velocidad en que seremos capaces de alcanzar nuestros objetivos compensará toda la labor previa.

Por el contrario, no hacerlo desencadenará que, en lugar de tener un equipo que nos impulsa en la dirección adecuada, tendremos un grupo de personas desmotivadas, sin rumbo fijo y que, si son buenos buscarán irse a otra compañía donde se sientan mejor, pero si no lo son, se quedarán con nosotros a desgana con el efecto pernicioso que ello tendrá para el resto.

Acciones generales para conseguir la felicidad

Acciones generales por todos conocidas, como el reconocimiento en público, la corrección en privado, y hacer partícipe al equipo de los objetivos de la empresa, sumadas a una labor a medida en las que seamos capaces de estimular cada persona individualmente nos hará diferenciarnos, tener un equipo leal que por sí mismo seleccionará a los mejores componentes, y nos dará una fortaleza y posición imbatibles, lo cual es fundamental en los tiempos actuales.

la felicisdad clave lograr metas

Arturo Gálvez – Consejero de empresas
http://ajgalvez.com/

“Si tu no trabajas por tus sueños, alguien te contratará para que luches por los suyos” (Steve Jobs)

Las actuales circunstancias, tras la profunda crisis económica que aún estamos atravesando en España, ha tenido dos consecuencias fundamentales; en primer lugar, nos ha hecho poner los pies en el suelo y tomar conciencia de la realidad en la que vivimos, que nada es para siempre, y que, igual que se puede subir, se puede bajar. Por otra parte, una vez que lo peor ha pasado y de alguna manera volvemos a gozar de cierta estabilidad, o al menos tranquilidad, asumir riesgos nos da cierto pánico, y nos asusta salir de la mal llamada “zona de confort”.como salir zona de confort

Todos deseamos mejorar nuestras circunstancias, sean las que sean, pero tras la tempestad somos reacios a asumir que un cambio a mejor puede conllevar un resultado que no esperamos.

Puede deberse a dos perfiles muy distintos: el primero es un perfil conformista, sin ambición, y que se resigna a mantener un estatus de “seguridad” sin más aspiración en la vida, y entrecomillo la palabra seguridad, porque considero que ha quedado claro en estos años que han pasado que absolutamente NADA es seguro, y que las torres más grandes y sólidas pueden caer en un abrir y cerrar de ojos, arrastrando en su caída todo lo que tengan alrededor.

El segundo perfil es aquel que, si bien tiene una clara intención emprendedora y de mejora, tras malas experiencias es reticente a volver a asumir riesgos por el vértigo que se experimenta ante la posibilidad de malos resultados.

Tomar decisiones y salir de la zona de confort

Si tu perfil es el primero, sinceramente no tengo nada que decir; allá tú con tu actitud, y si realmente vas a encontrar satisfactorio mantenerte en esa falsa seguridad anteriormente comentada, adelante. Sin embargo, si te ves reflejado en el segundo perfil, es el momento de arremangarse y, tomando las precauciones necesarias, empezar a caminar por conseguir tus sueños.

salir de la zona de confort

La conocida como zona de confort, podemos calificarla como zona de “pérdida de oportunidades”. El miedo nos hace quedar inmóviles y acomodarnos a la “seguridad” del presente, pero nos aleja de un futuro mejor y eso es algo que tenemos que valorar. Evidentemente, el riesgo = 0 no existe, pero podemos aprovecharnos de la experiencia propia y ajena para minimizar la probabilidad de cometer errores insalvables.

No hay nadie en la historia de la humanidad que haya conseguido cosas importantes sin asumir riesgos, y es a ese perfil de personas a quienes debemos todo lo que disfrutamos hoy. Podemos poner nuestra pequeña aportación para mejorar nuestro presente y el futuro de los que vengan tras nosotros.

Es hora de salir de nuestra zona de confort

Es el momento de salir de nuestra zona de confort y tener en cuenta la frase de Steve Jobs con la que iniciaba este artículo, o alguien nos utilizará para salir de la suya.

Arturo Gálvez – Consejero de empresas
http://ajgalvez.com/

«Las especies que sobreviven no son las más fuertes, ni las más rápidas, ni las más inteligentes, sino aquellas que se adaptan mejor al cambio«. Tras esta frase expresada por el naturalista inglés Charles Darwin en el año 1859 en su obra «El origen de las especies» hay una realidad perfectamente aplicable a la situación empresarial actual.

adaptabilidad de empresas

La evolución del entorno profesional

Nos encontramos inmersos en la IV Revolución Industrial, y la globalización y los constantes avances en las tecnologías de la información y la comunicación, a los que hay que sumar la convergencia entre tecnologías digitales, físicas y biológicas, están provocando que el entorno profesional en el que nos movemos no se parezca en nada al que había hace tan solo 5 o 10 años, y más vertiginoso aún es que tampoco se va a parecer en nada a lo que nos encontraremos tan solo dentro de un lustro.

Adaptarse a los nuevos desafíos

Las organizaciones empresariales tienen ante sí un desafío apasionante; adaptarse a la mayor velocidad posible a los cambios que se producen, ya que es la única manera de diferenciarse y mantenerse en este nuevo terreno de juego donde lo que es válido hoy, mañana puede no serlo, y la velocidad de adaptación será la clave en la ecuación que permitirá a las empresas continuar obteniendo beneficios y mantenerse vivas a medio y largo plazo.

Adaptabilidad al cambio

La realidad ha cambiado, y podemos elegir aceptarlo y adaptarnos, o vivir de espaldas a ello y asumir que, más pronto que tarde, estaremos fuera de juego. Es el momento de hacer una reflexión profunda respecto de nuestras estructuras, considerar si estamos optimizando correctamente nuestros recursos y si tenemos un esquema de costes que nos permita la adaptabilidad que se requiere, y hemos de hacerlo deprisa al objeto de no perder distancia con nuestros competidores. Solo con una clara determinación y tomando las decisiones oportunas que nos permitan ser flexibles, bajo mi humilde y personal punto de vista, podremos afrontar el futuro con seguridad y confianza.

Arturo Gálvez.
http://ajgalvez.com/

 

Quiero compartir una estafa de oferta de trabajo que recibí hace dos semanas para prevenir a otros sobre esta práctica, que, como ya he comprobado, se ha realizado para otras personas. No voy a escribir el nombre de quienes contactaron conmigo porque lo han hecho bajo el nombre de personas reales que trabajan en la compañía real y en la que trataron de convencerme de que estaban trabajando.

Hace dos semanas, recibí una solicitud de contacto, y después de aceptarla, ella (era una mujer, vicepresidenta de una importante compañía de petróleo establecida en Kuwait) me dijo que mi perfil se ajustaba perfectamente a la persona que estaban buscando (alguien responsable y competente en logística y cadena de suministro). En primer lugar, estaba un poco escéptico porque no es muy habitual que una persona en este nivel de staff en una empresa importante intente ponerse en contacto con un nuevo empleado, pero ¿quién sabe?

Ellas, debido a que había dos mujeres, la vicepresidenta y la gerente de comunicación corporativa, comenzaron a darme información diferente sobre el trabajo, las ganancias, las responsabilidades, etc., pero muy lentamente, pidiendo mi CV y ​​mis datos personales, y enviándome documentos de la compañía real (cortada y pegada) con el logotipo real, texto en árabe y todo lo que podía disfrazar su comunicación de realidad, y yo respondía porque no había nada que me comprometiera mucho.

Después de «superar» todas las condiciones y controles del departamento de contratación, me enviaron todas las condiciones económicas, y fueron increíblemente buenas, así que comencé a pensar que era una estafa, pero decidí continuar mientras no tuviera que pagar dinero

El trabajo consistía en negociar con una empresa de productos químicos sobre el suministro de un producto llamado EulakiDrill, un aditivo para ayudarlos en sus actividades de perforación, y me dieron el nombre de una empresa que sus expertos habían aprobado como proveedor confiable, y también su página web (para hacerme evitar buscar la compañía y el producto). Puedo escribir el nombre de la empresa porque no existe; Gradon Chemical, www.gradonchemical.com

Cuando traté de encontrar el producto, fue imposible, y fue lo mismo con la compañía. Google no lo encontraba, pero la página web realmente existía (no la compañía). Después de haber hecho el contacto e informado a los falsos ejecutivos de Kuwait, me dijeron que todo estaba bien, pero necesitan una muestra de 20 litros del producto, y aquí está el truco; tenía que pagar y me reembolsarían en cuanto tuvieran el producto en sus instalaciones (con la dirección de la compañía real en Kuwait).

Obviamente, ha sido el final de mi «rentable» negocio con ellos y, afortunadamente, mi dinero está en mi bolsillo.

Quiero compartir esto solo para advertir sobre esto, para arruinar el negocio de este tipo de personas, y realmente agradecería que todos compartan para dar la mayor difusión posible.

Muchas gracias.